Leyes de Renta,
Depósitos y Cuotas

Has decidido a instalarte en tu nuevo departamento. Encontraste el lugar perfecto por un precio adecuado. Cuando entras al edificio para firmar el contrato tu nuevo propietario te pide $500 de depósito y una cuota de $500. ¿Qué significa esto? Antes de decidir a rentar hay unas cosas que debes de saber. El estado de Washington tiene leyes que afectan a los depósitos y cuotas que debes de entender.

Cuando de instales en una unidad de renta un depósito y una cuota son dos cargos que te pueden imponer. La diferencia entre un depósito y una cuota es que uno se devuelve y el otro no. Un depósito es una cantidad de dinero que una persona que renta tiene que pagar antes o el día que se instala en la unidad. Muchas veces el depósito se repaga al final del periodo de renta si no se usó para compensar al propietario por una reparación. Una cuota es una cantidad de dinero que una persona que renta le paga al propietario para el uso de la unidad. El propietario podría usar el dinero para limpiar la alfombra después de que sales con tu perro, o contratar a un servicio de limpieza. No esperes que una cuota se devuelva.

Si le das un depósito al propietario, hay que fijarte en algunas cosas:

  • El acuerdo de renta debe de estar escrito. Debe de declarar el propósito del depósito y qué tiene que hacer la persona que renta para que se le devuelva.
  • Se le tiene que dar un recibo escrito del depósito a la persona que renta.
  • Cuando una persona se instala en la unidad de renta debe de llenar un formulario o notar una descripción de la unidad. El propietario y la persona que renta firmarán este documento. Asegúrate de recibir una copia del documento firmada por los dos partes.
  • Se le tiene que informar por escrito a la persona que renta dónde el propietario ha puesto el depósito.
  • Cuando la persona sale de la unidad de renta, el propietario tiene que devolverle el depósito dentro de 14 días. Si el propietario se queda con todo o una parte del depósito tiene que explicar por qué.

Bajo la ley, la unidad de renta se tiene que reponer a la misma condición de antes, menos los daños de uso normal. Un depósito no se puede usar para reparar daños de uso normal, o daños presentes desde la instalación de la persona que renta. Asegúrate de que todos los daños y problemas se listan en el formulario que completaste cuando de te instalaste y guarda una copia de ese documento. Esto te ayudará a conseguir el depósito cuando salgas.

Ahora estás listo para pagar tu depósito y cuota. Sé inteligente. Infórmate de lo que es la ley, y no te pongas en una posición donde perderás dinero.