Fumar

La Sociedad Americana de Cáncer reporta que los cigarros causan la mayor concentración de muertes de cáncer en los Estados Unidos. Cada año, 430,000 personas se mueren de enfermedades relacionadas con los cigarros, y 30 millones de americanos viven ahora con algún tipo de enfermedad de los pulmones.

CÁNCER DE PULMÓN

Las células del cuerpo humano se dividen constantemente, reemplazándose siempre que sea necesario. A veces, las células se dividen cuando no es necesario, creciendo en un tumor. Si la división de células se detiene y deja una masa no dañosa, el tumor es “benigno.” Sin embargo, otras veces, el crecimiento no se detiene; crece sin control y sin orden. En este caso, el tumor es “maligno.” Un tumor maligno puede crecer, o “metastatiza,” a otras partes del cuerpo.

El cáncer puede empezar en casi cualquier órgano. Cuando empieza en el revestimiento de las vías respiratorias, como la tráquea o los alveolo, se llama cáncer de pulmón. Algunos factores incontrolables, como la edad, pueden contribuir al cáncer de pulmón, pero más del 80 por ciento de los casos de cáncer de pulmón están relacionados al fumar y se puede prevenir. Las síntomas incluyen un tos crónico, flema sanguinolenta, dolor del pecho, dificultades con la respiración, bronquitis y pulmonía. Según la Asociación Americana de los Pulmones, el cáncer de pulmón mató 156,000 personas en los EUA en el año 2000.

LA ENFISEMA

La enfisema es una enfermedad del pulmón que hace daño a los alveolo. En casos de enfisema, el tejido de los pulmones, que normalmente es elástico, se pone seco y pálido. Debido a la falta de elasticidad, los pulmones nunca se vacían ni se inflan completamente, y el aire viejo nunca se expela completamente. Los que sufren de enfisema tienen dificultades con la respiración cuando se exigen físicamente. Su piel toma un color azulado, resollar constantemente, se quejan frecuentemente de dolores y tirantez en el pecho. Más del 90 por ciento de todos los casos de la enfisema son causados por el fumar.

CÓMO TE AFECTA EL FUMAR

Si no fumas, te baja el riesgo para éstas y otras enfermedades. Sin embargo, el fumar todavía afecta tu vida diaria. El fumar nos cuesta a nuestro país $97 mil millones de dólares cada año en gastos médicos y faltas de producción. Además, la Sociedad Americana de Cáncer dice que el humo de los cigarros de otras personas contribuye a hasta 3000 casos de enfermedades pulmonarias cada año.

Si todavía piensas fumar, considera esto: 75 por ciento de los que empiezan a fumar todavía lo hacen después de seis años. Lo que es más, 90 por ciento de fumadores en los Estados Unidos empezaron a fumar antes de cumplir 21 años. La decisión para fumar es una que probablemente se quedará contigo para el resto de tu vida.