Los Dietas

¿Has visto esos carteles que anuncian “pierde diez libras en diez días?” ¡NO ES VERDAD! No hay ninguna pastilla mágica, una fórmula o un vudú que te saque esas libras extras. Para bajar de peso, y mantenerse así, se tienen que consumir menos calorías de los que necesitas y hacer ejercicio regularmente. Los dietas pueden ser un proceso simple. Lo básico de un dieta son tres pasos hacia la salud: A) haz ejercicio, B) construye una base saludable, y C) elige inteligentemente. Llega a un peso saludable con unos objetivos realistas e incluye una actividad física cada día.

El uso de la guía pirámide de comida para elegir tus comidas es una buena idea. Es importante comer una variedad de granos, especialmente los granos enteros, además que una variedad de frutas y vegetales a base diario. Cuando eliges tu dieta, fíjate que sea bajo en grasas saturadas y colesterol, y moderante en el total de grasa. Elige comidas y bebidas que reducen tu consumición de azúcar, y trata de usar menos sal cuando preparas la comida. Intenta crear un dieta que te da sólo el 30 por ciento de las calorías de la grasa y sólo 10 por ciento de calorías de la grasa saturada. O sea, esto significa que dejes de comer a lo rápido, que evites las calorías vacías, y que comas muchos frutas y vegetales.

Otro factor importante cuando quieres bajar de peso es comer regularmente. Nunca faltes una comida y trata de comer más frecuentemente pero en cantidades más pequeñas. Olvidándote del desayuno es una mala idea. El negarse de comer disminuye tu metabolismo y a tu cerebro le faltará la glucosa que necesita para funcionar. Fíjate bien que comas una variedad de comidas saludables. Mucha gente no come suficientes frutas y vegetales. Aunque los jugos son saludables, son densas en calorías y no te llenan tanto como el fruto o vegetal entero. Recuerda también de tomar de seis a ocho vasos de agua cada día. El agua es esencial para la buena salud; es una necesidad básica de la vida. Sin embargo, es un mito que el agua te llena. El tomar agua sólo para llenarte no sirve.

Si estás pensando en hacer un dieta, trata de cambiar tu mentalidad y ¡piensa en comer saludable! Hay muchas compañías dietéticas como Jenny Craig o Weight Watchers. Sin embargo, con estos planes pagas para comer su comida, pagas para bajar de peso, y pagas para reunirte con un consejero. Tú mismo puedes hacerlo. Simplemente usa la guía pirámide de comida para planear tus comidas. Recuerda de fijarte en el tamaño de plato apropiado; muchas veces las porciones que nos servimos son muy grandes. Haz ejercicio a base diario porque el ejercicio quema las calorías, lo cual te ayudará a bajar de peso más rápido.

Finalmente, cuando eliges un dieta asegúrate de seguir unas sugerencias nutricionales importantes:

  • Comiendo frutas y vegetales bajos en grasa puede reducir tu riesgo de contraer ciertos cánceres y enfermedades del corazón.
  • Comiendo fibra puede reducir tu riesgo de contraer cáncer de colon y mejorar tu colesterol.
  • Recuerda que entre 30 y 40 por ciento de las muertes de cáncer se pueden prevenir con un dieta saludable y la actividad física regular.

El aumento de la obesidad en los jóvenes de América representa el hecho de que consumimos más calorías y/o hacemos menos ejercicio de lo que necesitamos para mantener un peso saludable. Empieza un dieta con un compadre, como un buen amigo. Los compadres se pueden apoyar en las decisiones sobre la comida y el ejercicio será más divertido.