La Comida Contaminada

¿Alguna vez has salido de un restaurante sintiendo mal? Sólo comiste demasiado y te sentirás mejor luego, ¿verdad? A lo mejor no. Te puedes haber contagiado algo de alguna comida contaminada. La gente que se enferma de la comida muchas veces piensa que está sufriendo de una gripe.

La seguridad con la comida incluye tres áreas: el mantenimiento de la comida, el tratamiento de la comida, y cocinar. Muchas personas creen que la seguridad de comida se refiere a una cocina limpia, pero también se tiene que ver con prácticas seguras. Olvídate de la “regla de diez segundos” e infórmate sobre las enfermedades de la comida contaminada.

Muchas veces se le nota cuando la comida está mala. ¡La comida tiene mal aspecto o huele mal! Sin embargo, algunas bacterias venenosas no se pueden ver, oler ni saber.

Según la FDA, éstas son algunas de las contaminaciones más comunes que se pueden encontrar en la comida (chequea los vínculos para más información).

  • Staphylococcus aureas, o staph, trae síntomas que incluyen la náusea, el vómito, y la diarrea, que pueden durar uno o dos días. El cocinar a veces no elimina el veneno de staph. Por eso, tienes que vigilar que no crezca a un nivel tóxico.
  • La salmonella es otra contaminación que se puede encontrar en la comida. Los síntomas incluyen la diarrea, el vómito y la alta temperatura. Pueden durar entre dos y siete días. Esta bacteria se encuentra en las comidas crudas o no cocinadas, como el pollo, los huevos y la carne. ¡Cuidado con la masa de las galletas también! Se puede eliminar la salmonella si cocinas la comida de la manera apropiada hasta que la temperatura interna llegue a 165 grados.
  • Los perfringens, a veces, presentes en el medio ambiente, se encuentran en los animales, la vía séptica y la tierra. A veces se ha llamada el “germen de la cafetería.” Esto incluye a la carne cocinada, el pavo, las salsas, las sopas y las cacerolas. Los perfringens causan la diarrea y dolores del estómago y normalmente no duran más de dos días.

Si sospechas la contaminación de comida, la FDA recomienda que guardes una porción de la comida contaminada, que apuntes dónde la compraste, cuándo la comiste y cuándo se notaron los primeros síntomas. Tráela a las autoridades de salud para que se encarguen del problema. El departamento local de salud puede ayudar.

Si los síntomas son severos, busca un tratamiento médico. Si sospechas que una comida no está saludable, ¡no la comas!