Los Derechos y Responsabilidades de la Persona que Renta

Cuando llegues a tu último año de secundaria, estás listo para la independencia. Los demandas de tus padres son intolerables, y todo lo que quieres es un lugar tuyo – un lugar donde no tienes que obedecer a nadie. Algunas personas piensan que así va a ser la vida después de la secundaria, pero si deciden a vivir en un departamento, ¡están equivocados! Habrá mucha gente en el mundo que te exigirán que seas responsable, y hay varias cosas que debes de saber antes de vivir independiente.

LOS ACUERDOS DE RENTA

Hay dos tipos básicos de acuerdos de renta: los de mes a mes y los por contrato. Los acuerdos mensuales se extienden por un tiempo indefinido. Te tienen que dar un escrito que explica todos los depósitos y cuotas, pero si no se requieren depósitos y cuotas, un acuerdo oral puede ser suficiente. La renta normalmente se paga a base mensual. Un contrato, que tiene que ser escrito, es un documento legal, que especifica el periodo de tiempo que la persona tiene que rentar el departamento. Si la persona decide vaciar el departamento, tiene que seguir pagando hasta que se venza el periodo del contrato.

Cuando decides a salir de la casa de tus padres y encontrar un lugar propio, también tendrás un propietario. Las broncas con tus padres no son iguales a los problemas con el propietario, porque ¡el propietario tiene el derecho de echarte de tu casa si no respetas sus reglas!

La persona que renta tiene que:

  • Pagar la renta y las utilidades respecto al acuerdo de renta
  • Mantener el departamento limpio y sanitario
  • Cumplir con los requisitos de las regulaciones de la cuidad, del condado y del local
  • Pagar por la fumigación y/o todo los defectos de la unidad.

El propietario tiene que:

  • Fijarse de que el departamento está conforme a las leyes locales y estatales
  • Mantener todos los componentes estructurales y asegurar que la unidad se
    resiste los elementos naturales
  • Proveer botes de basura y controlar los insectos
  • Proveer a la persona que renta su nombre y dirección, o el nombre y dirección
    de su agente
  • Reparar la unidad

Si entiendes estas reglas, tu experiencia saliendo de tu casa puede ser muy positiva. Acuérdate que las leyes de renta son específicas en cada estado. Tienes que comunicarte con la unión de renta local o un servicio de referencia ANTES de instalarte en la unidad. El saber es poder.